:)
inicio
el efecto circpau
estratégia y táctica
organizativo
ecómico
comunicación
festival circpau
index

top volver avance




estratégia y táctica
petroleo y prepirineo Imprimir E-mail


petroleo y prepirineo                            26 agosto 2006 / la vanguardia

Los geólogos consideran que el descubrimiento de un yacimiento comercial de hidrocarburos exige la concatenación de al menos cinco requisitos:

La existencia de una roca madre generadora de petróleo.

Que la roca madre haya madurado a fuego lento bajo unas determinadas condiciones de presión y temperatura -entre 65 y 120 grados, esto es, una profundidad de al menos 2.000 metros-.

Que una vez madurados, los hidrocarburos migren hacia una roca porosa y permeable que actúa como almacén y esponja.

Que haya un sello, esto es, una roca impermeable, que actúa como tapón e impide la migración de hidrocarburos hacia la superficie, y la existencia de una trampa, es decir, "una disposición especial entre roca almacén y roca sellante que atrapa los fluidos en el subsuelo, evitando su escape hacia la superficie", en palabras de Marzo. Este geólogo considera que la zona prospectada "cumple los primeros cuatro requisitos. Lo que queda ahora es localizar las posibles trampas". Después llegarán los estudios de viabilidad comercial.

el origen está en la mina de riutort

Las primeras explotaciones de petróleo en el Prepirineo datan de finales del XIX -Bagà, Sant Joan de les Abadesses- que explotaban sus arcillas bituminosas. El proyecto más serio tuvo lugar en 1905, cuando dos franceses, Jules Clavez y Philippe Petit, iniciaron la explotación de Riutort, una mina entre La Pobla de Lillet y Guardiola de Berguedà.

Riutort es visitada hoy como museo en el que es posible observar la roca -"ejemplo de roca madre", según Marzo- empapada de petróleo. Riutort fue explotada durante doce años y de sus galerías salieron 500 toneladas de petróleo.


cepsa busca petróleo en el pirineo catalán

La compañía hispano-francesa confía en iniciar las perforaciones en el 2010.

El mayor asalto a las interioridades del Pirineo se produce en un contexto de precios altos en el mercado de petróleo.

Cepsa, la segunda petrolera española, controlada por el grupo francés Total, ha iniciado las primeras prospecciones en una extensa franja de territorio del Prepirineo catalán para determinar la viabilidad de explotar comercialmente el petróleo que se halla en el subsuelo. Las zonas prospectadas son dos grandes áreas que discurren entre cuatro comarcas -véase mapa- y que reciben el nombre de Vallfogona Este y Vallfogona Oeste. Cada una de ellas tiene una superficie de 88.494 hectáreas. De confirmarse las hipótesis de los geólogos, que consideran altamente probable la existencia de yacimientos de hidrocarburos en la zona, las primeras perforaciones llegarían en el 2010. Cepsa dispone de plazo hasta el 2011 para sus sondeos.

La prospección es la única que la petrolera efectúa ahora mismo en territorio español y constituye el asalto más serio -en cuanto a tecnología y recursos destinados- a las interioridades del Pirineo, donde desde principios de siglo se vienen efectuando sondeos e intentos de explotación.

Cepsa pidió autorización para ello a la dirección de Mines de la Generalitat de Catalunya el 26 de marzo del 2003. Lo inusual de la solicitud -es la primera vez que la Administración autonómica era requerida para ello- demoró su aprobación durante dos años. Finalmente, el 14 de junio del 2005, la Generalitat aprobó el proyecto.

Según Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa EP, filial de exploración del grupo petrolero, "estamos en una primera fase en la que reprocesamos la información sísmica ya existente mediante nuevas tecnologías". Esta primera fase, en la que colabora la Universitat de Barcelona, dura dos años y lleva ya meses en marcha. Se da por hecho que las prospecciones pasarán a una segunda fase, de prospección sobre el terreno. Este proceso durará otros dos años. "Efectuaremos una exploración sísmica más definida con nuestra propia tecnología". En caso de que el resultado sea positivo, se iniciará la fase de perforación.

Las razones que explican el interés de Cepsa por prospectar en la zona son múltiples. Entre ellas, el contexto internacional. "El valor de los pozos y los yacimientos de hidrocarburos fluctúa en función de los precios del petróleo. Ahora estamos en una fase de precios altos. Desde el punto de vista del coste, yacimientos y pozos que antes se veían como no viables, pueden serlo ahora".

La otra razón es de tipo práctico. "Es interesante prospectar en España -comenta Miró-. Más en una zona como el Pirineo, en la que llevábamos mucho tiempo dándole vueltas. Vale la pena, al menos, echarle una ojeada". El Pirineo ha sido objeto de diversas prospecciones, la última de las cuales por parte de la norteamericana Union Texas en 1987 y 1991 al nordeste de Ripoll. "Perforaron hasta los 3.000 metros, pero como demostraron, a toro pasado, los datos derivados del estudio del pozo, la interpretación previa de los datos geofísicos no fue suficientemente precisa. Ahora están puestas las condiciones para que eso no se repita", señala el catedrático de Geología de la UB Mariano Marzo.

De concretarse el hallazgo del yacimiento, Cepsa deberá efectuar los estudios volumétricos y de viabilidad que justifiquen su explotación. Quedará el aspecto ambiental de la cuestión. Las actuales prospecciones llevan el aval de un informe de la conselleria de Medi Ambient de diciembre del 2004, pero la opinión pública es cada vez más reacia a este tipo de actividades. En Valencia, la mera presentación de una solicitud de prospección frente a la costa por la británica Medoil ha despertado el rechazo de ecologistas y de la propia Generalitat.

España produce en estos momentos unas 164.000 toneladas anuales de petróleo, lo que equivale a un escaso 0,2% del consumo total. El 97% de esta producción procede del yacimiento situado frente a las costas del delta del Ebro (complejo Casablanca-Rodaballo-Montanazo) descubierto en 1973 por Shell.

Ahora mismo hay en España cuatro solicitudes de prospección en marcha. Tres de ellas en el País Vasco - Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi- y la ya mencionada frente a la costa valenciana. Repsol, por su parte, confía también en prospectar mar adentro frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, una vez se resuelvan los problemas territoriales con Marruecos.

copyleft 2007 fangfastik | circpau | webmasters