:)
inicio
el efecto circpau
estratégia y táctica
organizativo
ecómico
comunicación
festival circpau
index

top volver avance




estratégia y táctica
energia nuclear Imprimir E-mail


el sol

En el interior del Sol, como en todas las estrellas, se llevan a cabo reacciones de fusión nuclear. En este tipo de reacciones se unen los núcleos de átomos ligeros, como el hidrógeno y el helio, para formar átomos más pesados y en el proceso se liberan grandes cantidades de energía; la energía que nos envía el Sol es, por lo tanto, de origen nuclear. Dos núcleos de deuterio (isótopo del hidrógeno) se fusionan y transforman en helio; los núcleos de helio, en carbono, y así sucesivamente hasta constituir elementos cada vez más pesados. Actualmente, el Sol está compuesto de 73.46% de hidrógeno y 24.85% de helio (el resto son elementos más pesados).

En el centro del Sol se consumen 600 millones de toneladas de hidrógeno cada segundo, para producir helio por fusión nuclear.


energía nuclear

En 2004 produjeron energía casi 440 centrales nucleares en 30 países, representando el 16% de las necesidades energéticas mundiales. Entre ellas, 104 centrales están en EE UU y casi 60 en Francia. En los últimos años se han construido 26 nuevas instalaciones, 18 de ellas en Asia. En la UE, antes de la ampliación, el 38% de la energía producida era de origen nuclear y la Comisión Europea se posicionó a favor de la promoción de la investigación nuclear.

Hasta 1990 había 424 reactores nucleares en todo el mundo. Actualmente se siguen construyendo centrales nucleoeléctricas, pero en un porcentaje decreciente, entre otras razones debido a los accidentes nucleares, los desechos radiactivos y los movimientos ecologistas internacionales.


las centrales nucleares ascó I, ascó II y vandellós II

Producen anualmente más de 24 mil millones de kilovatios hora de electricidad, lo que supone aproximadamente el 75% de la energía eléctrica generada en Cataluña.

La explotación de las centrales nucleares de Ascó y Vandellós II se lleva a cabo por la agrupación de empresas formada por el Grupo Endesa e Iberdrola. Durante 1998, las centrales nucleares Ascó y Vandellós II dieron un paso importante y decisivo en el proceso de convergencia que les ha llevado a una gestión unificada, cuyo objetivo es asegurar un bien social, como la energía, de una forma segura, fiable y competitiva."


el csn ratifica tres sanciones graves a la central nuclear de vandellós II

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ratificó ayer la propuesta de su Comité Regulador de Expedientes Sancionadores (CRES) de sancionar a la central nuclear de Vandellós II (Tarragona) por tres faltas graves en su gestión del suceso de corrosión en el sistema de aguas de servicios esenciales de la central, detectado el 25 de agosto de 2004 y que ha mantenido este año la central parada durante cinco meses y medio.

La cuantía de la sanción, explicaron fuentes del CSN, deberá ser determinada por el Ministerio de Industria, que podría llegar a un máximo de 1.800.000 euros, ya que cada sanción grave puede ser multada con un tope de 600.000 euros. La primera de las sanciones graves, explicaron las mismas fuentes, ha sido impuesta por incumplimiento de las condiciones establecidas en los documentos de autorización y explotación de la central.

La segunda ha sido debida a la falta de medidas correctoras ante ese incumplimiento. El CSN ha propuesto a Industria una tercera sanción grave por la falta de comunicación de la central con el organismo regulador, lo que, a juicio del organismo, complicó la resolución del caso.

Debido a la corrosión detectada en agosto de 2004 en su sistema de aguas de servicios esenciales, la central tuvo que adelantar su parada de recarga del 19 al 15 de marzo de 2005 y permaneció parada hasta el 3 de septiembre de este mismo año.

En esos 172 días la central acometió las reparaciones necesarias para que el CSN les autorizase el funcionamiento, un tiempo en el que dejó de facturar en torno a los 100 millones de euros.


seguridad nuclear:  congreso aprueba por unanimidad resoluciones del caso vandellós II   29 de junio 2005 / agencia efe

La Comisión de Industria del Congreso aprobó hoy por unanimidad de los grupos el informe que recoge las propuestas de resolución fruto de los dos meses de trabajo de la Ponencia que estudió el fenómeno de corrosión en el sistema de aguas esenciales de Vandellós II.

El incidente de la central tarraconense, el "más grave" en las centrales nucleares españolas desde el incendio de Vandellós I en 1989, ha provocado "cambios y mejoras" en el conjunto del sistema regulador español que afectan tanto a los titulares de las instalaciones como al Consejo de Seguridad Nuclear.

El informe, que fue presentado de manera conjunta por el PSOE, PP, CiU y PNV, recibió asimismo el apoyo de IU-ICV, ERC y el Grupo Mixto, que paralelamente habían propuesto un segundo informe con medidas más exigentes, que finalmente fueron rechazadas por la Comisión y por tanto, no se incluirán en el documento final.

La directora de la Ponencia, la diputada socialista Rosario Velasco se comprometió a estudiar muchas de esas propuestas descartadas, en el próximo trámite del proyecto de ley sobre la reforma del CSN.

Tras dos meses de trabajo "duro", dijo Velasco, se constataron fallos en el procedimiento de los titulares de la central, Endesa e Iberdrola, y en la comunicación por parte de estos al CSN, y asimismo fueron considerados insuficientes los procesos del organismo regulador para garantizar la información adecuada y la labor de inspección que realiza en las centrales.

Una vez aprobado este informe, dijo Velasco a Efe, tanto los titulares de la central como el CSN deberán demostrar en el Congreso el cumplimiento de las medidas adoptadas, que será seguido "de cerca" por la Ponencia, ya que en caso contrario, el Parlamento ejercería su control y podría proponer al Ministerio de Industria medidas "más fuertes".

El informe aprobado insta al CSN a que requiera a ANAV (Asociación Nuclear Ascó-Vandellós) que establezca un proceso de autoevaluación y supervisión internacional para que, a lo largo de los próximos dos años, se compruebe que avanza de forma sustancial en la gestión de la seguridad.

Todas las centrales nucleares españolas deberán presentar en los próximos seis meses un plan de acción que recoja las "lecciones aprendidas" del suceso.

Para que casos como éste no se repitan, se acuerda que el CSN ha de solicitar a cada planta una evaluación del estado de su cultura de seguridad, así como un informe sobre fenómenos "degradatorios".

El CSN, que según el informe aprobado "ha fallado en sus procesos", deberá establecer un procedimiento para evaluar los incidentes en un tiempo mínimo y asegurar una respuesta gradual adecuada a la gravedad del suceso.

Tras lo sucedido en Vandellós II, se reforzará la figura del inspector residente que el CSN tiene en cada central para que se incorpore al Comité de Seguridad de la Central y del explotador.

En un plazo de nueve meses, el Consejo deberá elaborar una propuesta de actuación derivada de una evaluación "internacional e independiente" de su informe de lecciones aprendidas.

Las discrepancias en el pleno del CSN deberán concluir en favor de la seguridad, y aunque la mayoría de los diputados no estimaron necesario depurar responsabilidades con la dimisión de la presidenta, el popular Javier Gómez Darmendrail, indicó que, en caso de mantenerse la situación como hasta ahora, se pediría el cese del Pleno "al completo".

Otra de las medidas que recoge el informe es que el CSN establezca los mecanismos necesarios para que los trabajadores de las centrales comuniquen al titular o al propio Consejo las deficiencias en seguridad nuclear o protección radiológica que puedan producirse en las instalaciones.

En la sesión de hoy se constataron algunas "anomalías" por parte de Gómez Darmendrail, quien expresó que la decisión de que las comparecencias fuesen a puerta cerrada provocó en ocasiones "falsos titulares" en los medios, como que las declaraciones de los técnicos del CSN contradecían a las de su presidenta.


greenpeace exige que vandellòs II (tarragona) no se ponga en marcha de nuevo hasta cambiar 100 tornillos de seguridad  barcelona / abril / europa press

La organización ecologista Greenpeace exigió hoy al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que no permita la puesta en marcha de nuevo de la centrar de Vandellòs II (Tarragona) si no se cambian los otros 100 tornillos que cumplen la misma función que el que se desprendió provocando una parada no programada el pasado 29 de marzo.

Los técnicos de la central localizaron finalmente el pasado lunes día 3 de abril la pieza suelta que provocó los ruidos que aconsejaron la detención del reactor: un tornillo de cuatro centímetros de largo por dos de diámetro, de los que sujetan los tubos de protección de las barras de control del núcleo.

Según Greenpeace, esas barras "son elementos esenciales de seguridad", ya que "sirven para parar la reacción en cadena en el núcleo del reactor en caso de accidente", por lo que "si se permite arrancar la central, cualquiera de los más de 100 tornillos restantes podría desprenderse en cualquier momento y las consecuencias de ello serían impredecibles".

La organización ecologista pidió hoy a través de un comunicado que la central "se pare el tiempo necesario, ya sean meses o años, para hacer una revisión íntegra y completa de sus condiciones de seguridad y corregir plenamente las múltiples deficiencias de las que adolece", ya que, según Greenpeace, "la rotura del tornillo no es fruto de la casualidad", sino consecuencia de "muchos años de hacer caso omiso al progresivo deterioro de los componentes de seguridad de la central, dando prioridad al beneficio económico".

Greenpeace concluye pidiendo que el CSN "no ceda al chantaje de la industria nuclear y permita que Vandellòs II arranque de nuevo", sino que sancione "de manera ejemplar" a la central. Está previsto que la central vuelva a ponerse en marcha a partir de finales de esta semana.


La energía liberada por los sismos más grandes es enorme (del orden de 10(25)ergs ; es 100 000 veces mayor que la bomba atómica de 20 kilotones que destruyó Hiroshima, y mayor que la de las grandes bombas nucleares de varios megatones (1 kilotón = 4.2 x10(19) ergs.


La vida de las estrellas estaba regida por procesos nucleares. Desde la formación hasta su muerte todas las fases de las estrellas dependerán de lo que ocurre en la escala de las partículas subatómicas.


total de arsenales nucleares en el mundo entre 1945 y 1997                            diciembre 1997

Las cinco potencias nucleares reconocidas poseen actualmente alrededor de 36.000 cabezas nucleares. Muchos millares de estas armas -especialmente en el caso de Rusia- serán desmanteladas o se encuentran fuera de operación. Sin embargo, el número de cabezas que se encuentra activo y en operaciones- estimado en 22.000 -es más alto de lo que uno esperaría. Por otra parte, no son claros los planes de estos cinco países en cuanto a la producción de nuevas armas nucleares en el futuro.

estados unidos

Dicho país esta produciendo nuevas bombas de penetración subterránea tipo B61 mod. 11 usando como base el paquete físico de las bombas modelo B61-7, a las cuales les ha añadido cascos endurecidos. Los tecnólogos del laboratorio Sandia (en Nuevo México) también están considerando la posibilidad de convertir la bomba B61-11 en una bomba guiada y capaz de planear que podría lanzarse desde un bombardero B-2.

Por otra parte, Estados Unidos ha decidido mantener nueve tipos de cabezas nucleares, de los cuales, ha responsabilizado al laboratorio Los Álamos de seis tipos y al laboratorio Líber more de los otros tres. Hasta donde puede vislumbrarse, sus arsenales nucleares calculados en aproximadamente 10.500 cabezas nucleares no crecerán más allá de esa cifra, ni se emplazarán armas en nuevos lugares.

rusia

El gobierno ruso no hace públicos sus planes, pero se saben algunas cosas sobre el estado actual de sus arsenales. Las armas nucleares de Rusia carecen de fondos suficientes y se les da un pobre mantenimiento. Muchos de sus sistemas de armamento tendrán que ser retirados, no tanto por los tratados de desarme sino porque fueron construidos para servicios de corta duración. Es muy probable que Rusia esté produciendo un pequeño número de cargas nucleares para los nuevos modelos de Cohetes Balísticos Intercontinentales (ICBM) de una sola cabeza, modelo SS-27 Topos M, los cuales, serán emplazados próximamente. La producción de estos misiles Topos, probablemente no rebasará las 10 o 20 unidades por año.

gran bretaña

Actualmente dicho país esta produciendo cabezas nucleares, en Aldermaston y Burghfield, para los misiles balísticos de lanzamiento submarino (SLBM)­­modelo Trident II­­que serán colocados en los novedosos submarinos clase-Vanguardia. Antes de la victoria de los laboristas se estimaba que Gran Bretaña produciría alrededor de 275 cargas nucleares. La mitad ya han sido construidas para 2 de los 4 submarinos de este tipo que entraron en servicio a finales de 1994 y de 1995. Gran Bretaña esta considerando la posibilidad de introducir cambios en su estrategia nuclear, como parte de una Revisión de su Estrategia Nuclear, cuya culminación esta programada para principios de 1988. Los cambios incluyen, una reducción del número de cabezas nucleares por cada misil Trident, una política de "no lanzar el primer ataque" y una suspensión de los patrullajes permanentes realizados por sus submarinos nucleares.

francia

Este país está produciendo cabezas nucleares en la planta de ensamblaje final de Valduc para utilizarlos en los M45 SLBM (misiles balísticos de lanzamiento submarino) que serán colocados en los nuevos submarinos clase Triomphant. Estimamos que se producirán alrededor de 300 cabezas nucleares para la flota de cuatro submarinos. El primero entró en servicio el 1 de septiembre de 1996. El segundo Le Téméraire estará terminado en 1999. El tercero Le Vigilant está retrasado y no estará terminado hasta el año 2001. El cuarto entrará en servicio aproximadamente en el año 2005.

El número de bases donde Francia tiene emplazadas sus armas nucleares se ha reducido, de más de una docena en 1990, a sólamente cuatro (Istres, Luxeuil, lle Longue y Landivisiau) en la actualidad. Otras cargas nucleares están ubicadas en la planta de Valducy y en el Centre d'Etudes de Limell-Valentin ( Los Alamos de Francia).

china

La situación en China es difícil de valorar, pero se tienen algunos datos. La serie de pruebas subterráneas terminada en junio de 1996 parece confirmar que China ha diseñado, una o varias, cabezas nucleares nuevas, para una nueva generación de misiles balísticos. Estas pueden incluir las bombas DF-31 o las DF-41 o quizá ambas, así como un nuevo misil balístico para una nueva clase de submarinos.

Los países que tienen armas nucleares son:

israel, pakistán, india, corea del norte y sudáfrica, ( fuera de los denominados "cinco grandes") , estados unidos, reino unido, francia, china y rusia

guia paises con armas nucleares multimedia


hiroshima, nagasaki

Se ha estimado que unas 100.000 personas murieron en hiroshima en los segundos posteriores a la explosión. Otras tantas resultaron heridas. Los servicios de salud no daban abasto, ya que médicos, enfermeras y hospitales también fueron afectados.


hiroshima wikipedia

hiroshima / nagasaki


energía nuclear mundial

El Organismo Internacional de la Energía Atómica, a finales del año 2000, contabiliza un total de 487 reactores nucleares en funcionamiento en 31 países.

Su producción asciende a 2.447,53 gigavatios/hora (GWh), el 16 % de toda la electricidad obtenida en el planeta.

implantación y desarrollo de la energia nuclear en España

A comienzos del año 1947 se crea una Comisión en el seno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas con el fin de dictaminar sobre temas de «Física Técnica de mayor interés para el país». Amediados de este año, el Agregado Naval de la Embajada de los Estados Unidos en España donó al Laboratorio y Taller de Investigación del Estado Mayor de la Armada una amplia colección de revistas americanas especializadas en temas de fisión nuclear y sus aplicaciones tanto civiles como militares. Tras la clasificación de este material bibliográfico, y este primer contacto con el mundo exterior, surge la posibilidad de iniciar una colaboración internacional. Con este fin se crea la Junta de Investigaciones Atómicas, en forma de Comisión de Estudio (Iranzo, 1987).

La labor de la citada Comisión durante el trienio 1948-1950 se orienta en un doble sentido.

Por un lado, la formación en el extranjero de los primeros especialistas españoles en temas nucleares. Por otro, se inician las prospecciones en nuestro país con el fin de encontrar uranio que sirviera de materia prima para el desarrollo de las primeras investigaciones.Como resultado de los trabajos realizados por la Comisión de Estudios se crea por Decreto-Ley de 22 de Octubre de 1951 la Junta de Energía Nuclear, con el objetivo de «aportar nuevosconocimientos en el proceso de producción de energía» (Junta de Energía Nuclear,1976).

En 1963 se producen dos hechos importantes: la promulgación de la Ley sobre la Energía Nuclear y la concesión de la autorización previa a la que será la primera central española, la de Almonacid de Zorita, en la provincia de Guadalajara, luego llamada «José Cabrera», en atención al presidente del Consejo de Administración de la compañía Unión Eléctrica Madrileña.

En julio de 1965 se puso la primera piedra y el 14 de julio de 1968 la central se sincronizó y suministró energía por primera vez a la red. Tres años más tarde de la inauguración de la central José Cabrera, en 1971 fue conectada a la red la de «Santa María de Garoña», localizada en la provincia de Burgos, con una potencia de 460 MW. En el año 1972 entró en funcionamiento la central nuclear hispano-francesa de «Vandellós I», situada en la provincia de Tarragona junto al Mar Mediterráneo y con una potencia de 500 MW. En octubre de 1989 un incendio destruyó parte de las instalaciones de esta central. Al año siguiente, una vez evaluada la viabilidad técnica y económica de proceder a su reparación, se decidió su retirada definitiva de servicio.

 Como se puede ver las centrales nucleares españolas, tanto las de primera como las de segunda generación, se localizan en la mitad septentrional de España . Es el área con menor incidencia sísmica de la Península, y donde la presencia de los grandes ríos Tajo y Ebro hacen posible sus necesidades de abastecimiento de agua para la refrigeración. Además, se encuentran en provincias con baja densidad poblacional, pero limítrofes a las que cuentan con grandes centros consumidores de electricidad: las áreas urbanas e industriales de Madrid y Barcelona, así como la fachada levantina española. El gran desarrollo urbano y económico de estos espacios genera importantes demandas de electricidad.

Desde mediados de los años ochenta la contribución de la energía nucleoeléctrica a la producción nacional ha sido siempre superior al 25 %.

Las centrales nucleares españolas son propiedad de las cuatro grandes compañías eléctricas que operan en el país.


cierra zorita                  la vanguardia / 01 mayo 2006

Los representantes de organizaciones ecologistas que acudieron ayer a Guadalajara para festejar el cierre de la nuclear José Cabrera de Zorita, aprovecharon el acto para reclamar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero la confección de un calendario para el cierre paulatino de todas las centrales atómicas españolas.

Sobre las 23.30 horas de anoche culminó una cuenta atrás iniciada sobre las 17.30 con la paulatina pérdida de potencia. El progresivo descenso de los megavatios culminó con la parada definitiva del reactor, situada en Almonacid.

El cierre de la central, primera en España que se clausura por una decisión gubernamental y no como consecuencia de un accidente, debía congregar en Guadalajara a quienes durante mucho tiempo pidieron este cierre. Hubo escaso público, pero sí acudieron a la cita representantes de ecologistas, partidos políticos como Izquierda Unida y colectivos sociales integrados en la plataforma Zorita: Ni un Año Más. Los congregados brindaron con cava.

Los asistentes, reunidos en la plaza de Santo Domingo en un acto lúdico-festivo, protagonizaron un cierre simbólico con un candado gigante y una pancarta en la que se leía "Zorita, cierre ya".

Entre los políticos asistentes se encontraba el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, quien dijo que el cierre de Zorita debe ser "el principio del fin de la energía nuclear en España". El coordinador general de IU afirmó que el cierre de la planta atómica José Cabrera estaba anunciado, porque era "insegura, inmadura y peligrosa".

Los portavoces en materia nuclear de Greenpeace y Ecologistas en Acción, Carlos Bravo y Francisco Castejón, respectivamente, aprovecharon los prolegómenos de los festejos para mostrar su satisfacción por que Zorita deje de producir electricidad, y pidieron al Gobierno que elabore un calendario de cierre de todas las centrales del país y un plan de desarrollo alternativo para las zonas donde se asientan.

En su intervención, Bravo se refirió al "peligro" que representa la energía nuclear y afirmó que la central castellana se cierra no por una decisión política, "como dicen algunos, sino por problemas de seguridad, porque además, ya estaba amortizada".

El representante de Greenpeace se refirió también a las compensaciones económicas que los pueblos situados en el entorno de las nucleares perciben por ello y, en este sentido, señaló que en comarcas como la de Zorita, los municipios afectados "han vivido mucho tiempo del dinero público y no han generado riqueza y ahora se rasgan las vestiduras".

Castejón se refirió al "gran simbolismo" que tiene el cierre de Zorita, porque, según dijo, "ha sido la presión ciudadana la que lo ha conseguido", y consideró que la próxima central que debe cerrarse es la de Garoña, por ser la siguiente más antigua del mapa energético nacional.

Castejón manifestó abiertamente la oposición de Ecologistas en Acción a la construcción de un almacén temporal centralizado para albergar los residuos radiactivos de todas las nucleares del país y advirtió que la gestión de los residuos deberá estar supeditada al compromiso de cierre de todas las plantas.

Siete empleados de la central conformaron anoche el último turno que asistió en Zorita a la parada del reactor nuclear.


fisión nuclear

La fisión nuclear es la base del desarrollo de la energía nuclear .Los núcleos de los átomos son en general muy estables, pero, si son golpeados por protones o electrones dotados de suficiente energía, se rompen.

Si un elemento no es radiactivo, sus átomos tienen un núcleo muy estable: el átomo puede perder o ganar electrones, puede unirse a otros átomos o separarse de ellos, pero su núcleo sigue intacto. Para romper el núcleo de un átomo es necesario golpearlo con una partícula. En los aceleradores se utilizan partículas llevadas a velocidad elevadísima. La partícula usada como proyectil puede ser un protón o un electrón; en el camino que le conduce a dar en el blanco, es decir, el núcleo del átomo, es acelerada por un campo eléctrico y guiado por un campo magnético. Cuando la partícula alcanza el núcleo tiene suficiente energía para romperlo en varias partes.

La fisión nuclear es utilizada actualmente en las centrales nucleares. Cuando un átomo pesado (como por ejemplo el Uranio o el Plutonio) se divide o rompe en dos átomos más ligeros, la suma de las masas de estos últimos átomos obtenidos, más la de los neutrones desprendidos es menor que la masa del átomo original, luego se verifica la fórmula de Albert Einstein E=MC2, con lo que se desprende Energía. Para romper un átomo, se emplea un neutrón (ya que es neutro eléctricamente, y no es desviado de su trayectoria), que se lanza contra el átomo a romper, por ejemplo, Uranio. Al chocar el neutrón, el átomo de Uranio-235 se convierte en Uranio-236 durante un brevísimo espacio de tiempo, pues tiene un neutrón más que es el que ha chocado con él, siendo este último átomo sumamente inestable, dividiéndose en dos átomos diferentes y más ligeros que el Uranio-236 (por ejemplo Kriptón y Bario; o Xenón y Estroncio), desprendiendo 2 ó 3 neutrones (los neutrones desprendidos, dependen de los átomos obtenidos, nosotros tomamos como ejemplo 3 neutrones, pero puede que solo se desprendan 2. En caso de obtener Bario y Kriptón, se desprenden 3 neutrones; mientras que si se obtiene Xenon y estroncio, solo se liberan 2 neutrones), y liberando energía. Estos 3 neutrones, vuelven a chocar con otros 3 átomos de Uranio-235, liberando en total 9 neutrones, energía y otros dos átomos más ligeros, y así sucesivamente, generando de esta forma una reacción en cadena.

Como se puede comprobar, en cada reacción sucesiva, se rompen 3n-1 átomos, donde n es 1º, 2º, 3º, 4º, ..., reacción. De esta forma, donde más energía se libera es al final, ya que se rompen gran cantidad de átomos, según la relación 3n-1, liberándose gran cantidad de energía.


reacción de fisión en cadena

La fisión nuclear es una reacción que se produce mediante el bombardeo con neutrones de determinados núcleos, denominados núcleos fisionables. En la fisión acontece que al romperse el núcleo blanco se liberan varios neutrones con una energía igual o superior a la de los neutrones incidentes, lo que permite que los neutrones producidos den lugar a nuevas fisiones, y los liberados en ellas a otras nuevas, etc.
Con ello se puede conseguir que una vez iniciada la reacción no sea necesario continuar con el bombardeo de neutrones externos, sino que la reacción se mantenga por sí misma.

Cuando una vez iniciada una reacción es capaz de mantenerse por sí sola se dice que se trata de una reacción en cadena.

Según esta definición, una reacción de fisión nuclear en cadena es un proceso de fisiones nucleares sucesivas en las que todos a partes de los neutrones liberados en cada fisión originan nuevas fisiones, y así sucesivamente.


Para conocer en qué condiciones puede tener lugar la reacción de fisión nuclear en cadena, es preciso estudiar las vicisitudes que siguen los neutrones producidos en la fisión.

Si imaginamos un neutrón que reacciona con un núcleo de uranio 235, dará lugar a su fisión, proceso en el que como promedio se liberan 2'5 neutrones. Una parte de los neutrones producidos dará lugar a nuevas fisiones; otra parte será absorbida por núcleos de otros elementos presentes en el sistema, sin dar lugar a fisiones; una última parte escapará al exterior, sin que tampoco origine nuevas fisiones.

Si el número de neutrones del primer grupo es igual a la unidad se habrá obtenido una reacción autosostenida y con un número constante de fisiones por unidad de tiempo, ya que cada neutrón que produjo inicialmente una fisión dará lugar a otro neutrón útil para continuar el proceso. Se dice, entonces, que el sistema forma un conjunto crítico.

Si el número de neutrones útiles para producir nuevas fisiones fuera mayor que la unidad, el número de fisiones por unidad de tiempo sería creciente y tendríamos un conjunto hipercrítico.

Si, por el contrario, fuera menor que la unidad, la reacción decrecería con el tiempo y acabaría deteniéndose; el conjunto recibe el nombre de subcrítico.

Un conjunto será crítico, hipercrítico o subcrítico dependiendo de la proporción relativa de neutrones en cada uno de los tres grupos, lo que es función de la concentración de átomos de U-235 en el medio, de la concentración y naturaleza de los restantes núcleos presentes, y de la relación entre volumen y superficie del medio donde tiene lugar la reacción.

El hecho de que la fisión pueda dar lugar a una reacción de fisión nuclear en cadena permite que, una vez iniciada ésta, se mantenga por sí misma, lo que significa que puede obtenerse una producción de energía en régimen estacionario. La consecuencia práctica es que la fisión es una reacción nuclear que puede servir como fuente de energía para cubrir necesidades energéticas de la sociedad.

Esto es semejante, en un proceso nuclear, a lo que ocurre con las reacciones químicas de combustión, que también sirven como fuentes de energía porque una vez iniciada la combustión del carbón o del petróleo, la reacción se mantiene por sí misma sin necesidad de ninguna acción exterior.


los desechos radiactivos

Cuando se fisiona el núcleo del átomo se generan principalmente tres productos radiactivos: partículas alfa (núcleos de helio compuestos de dos protones y dos neutrones), beta (electrones producto de la descomposición de un neutrón), y radiaciones gamma.

Las radiaciones gamma y los neutrones son las partículas más peligrosas, pues son capaces de traspasar la mayoría de los materiales, ya que sus radiaciones electromagnéticas son de frecuencia superior a los rayos X. Para bloquear estas radiaciones es preciso emplear paredes de hormigón de notable grosor.

El riesgo de contaminación radiactiva no finaliza una vez que se ha fisionado todo el uranio y la central ha dejado de producir energía. Los productos resultantes de la fisión siguen manteniendo su capacidad radiactiva en alguna medida, y pueden mantenerse durante varios cientos de años, e incluso puede llegar a superar los mil años.

Algunos materiales radiactivos ya procesados pueden volver a ser reprocesados, pero la mayoría tienen que ser transportados en contenedores especiales hasta un lugar de almacenaje seguro y bajo control estricto, para que no supongan un peligro de contaminación de la atmósfera. El sistema de almacenamiento consiste en introducirlos en bidones de hormigón de gran grosor, que impiden las radiación de neutrones y rayos gamma, posteriormente son enterrados o introducidos en el interior de minas; en algún caso han sido arrojados al fondo del mar.

Cambiar el combustible agotado en una central nuclear implica normalmente el pararla completamente. Este suele ser uno de los momentos más delicados, pues para proceder al intercambio del combustible es necesario abrir el núcleo, con el consiguiente peligro de fuga de sustancias radiactivas.

Algunos residuos pueden volver a ser utilizados como combustible una vez reprocesados, como es el caso del plutonio 239. La labor de reprocesado es llevada a cabo por los llamados reactores de enriquecimiento.

El almacenamiento es el último paso en el ciclo del combustible nuclear, y el que más problemas suscita. Aunque las técnicas para almacenar residuos nucleares son fáciles de llevar a cabo, presentan no obstante dificultades de orden político, como es la elección de un lugar adecuado de almacenamiento, y de mantenimiento en el tiempo. Hay que recordar que muchos residuos nucleares mantienen su actividad durante miles de años; en este sentido, ningún proyecto humano que tenga por meta más allá de dos o tres generaciones tendría visos de ser controlable, sin poner en riesgo a su vez otras generaciones futuras. No se trata pues de un problema menor, cuya solución no debería ser tomada únicamente por un gobierno en particular, al encontrarse en juego no sólo el medio ambiente y calidad de vida actual, sino también la de generaciones por venir.


la oms debe estudiar efectos de chernobyl en europa          19 abril 2006 bruselas / reuters



La Organización Mundial de Salud (OMS) debería estudiar cómo el desastre nuclear de Chernobyl afectó a las naciones de Europa, además de Bielorusia, Ucrania y Rusia, dijo el miércoles un informe argumentando falta de información especialmente en Europa occidental.


"Aunque las áreas de Bielorusia, Ucrania y Rusia están altamente contaminadas, la mayoría de la lluvia radioactiva cayó fuera de esos países," indicó el reporte, que ha sido realizado por investigadores independientes y la comisionada Rebecca Harms, una miembro alemana del Partido Verde en el Parlamento Europeo.

La lluvia radioactiva de Chernobyl contaminó alrededor del 40 por ciento de la superficie territorial de Europa," precisó el informe, añadiendo que las poblaciones que se encuentran fuera de los tres países enfrentaron "el doble de muertes de cáncer como muchos predijeron.

El estudio pronosticó que a fines de este siglo se producirán entre 30.000 y 60.000 muertes provocadas por el cáncer relacionadas con la catástrofe de Chernobyl, de la que se ha dicho que fue significativamente mayor de lo que estiman la OMS y la Agencia Internacional de Energía Atómica.

El reporte produjo reacciones del grupo medioambiental Greenpeace, que señaló el martes que el número de muertos del desastre ocurrido hace 20 años podría ser mucho más alto de las estimaciones oficiales, que calcula en 93.000 personas más fallecidas por cáncer en todo el mundo.

"La radiación no respeta fronteras nacionales," dijo en conferencia de prensa Ian Fairlie, uno de los autores del informe y añadió que el reporte estaba basado en datos que ya están disponibles.

Fairlie pidió a la OMS que encargue un nuevo estudio separado de la Agencia Internacional de Energía Atómica sobre la lluvia radioactiva de Chernobyl.


eeuu debe avanzar drásticamente en la construcción de más centrales nucleares      25 mayo 2006 / efe - washington

El presidente estadounidense, George Bush, ha defendido hoy el uso de la energía nuclear y ha dicho que "EE UU debe avanzar drásticamente en la construcción de más centrales nucleares". Bush señaló que dicha energía es "segura y ayuda a proteger el medio ambiente", a la vez que insistió en la necesidad de alejarse gradualmente del uso del petróleo importado y de buscar energías alternativas.


desaparecen las llaves de una central nuclear alemana          04 abril 2006 / reuters

Las autoridades alemanas están cambiando 150 cerraduras de una planta nuclear después de que su propietario dijera que había perdido las llaves de un área de seguridad, afirmó el lunes un portavoz ministerial en el estado del sureste de Baden-Württemberg.

El operador de la planta, EnBW, declaró que a pesar de las intensas búsquedas e indagaciones no habían sido capaces de recuperar 12 llaves de su planta de Philippsburg tras descubrir que se extraviaron en marzo.

El Ministerio de Medioambiente declaró que EnBW informó de que sus llaves se habían perdido y que el operador había aplicado medidas de seguridad extraordinarias para controlar el acceso al área de seguridad.

"Esto nunca había sucedido en ningún lugar de Alemania anteriormente", afirmó el portavoz ministerial. "Las llaves simplemente han desaparecido".


el debate energético en europa, finlandia abre la veda nuclear        07 febrero 2007 / ana carbajosa / rauma

El temor europeo al cambio climático impulsa la construcción de una central atómica

Una espesa capa de nieve lo cubre todo, incluso el mar, que se confunde con la tierra. Sólo un pequeño puente da fe de que se trata de una isla, la que alberga la todavía embrionaria Olkiluoto3, la primera central nuclear concebida en Europa tras la explosión de Chernóbil en 1986. El miedo a los efectos catastróficos del cambio climático y la ansiada independencia de países como Rusia, poco fiables en su papel de suministradores energéticos han abierto de par en par la puerta a la opción nuclear, sepultada durante años.


* Helsinki pretende que el 20% de la energía de la UE sea atómica

Olkiluoto3 supone una salida en una Europa deseosa de reducir la dependencia de Rusia

El 58% de los finlandeses confía en la seguridad de las plantas atómicas

Un mar de grúas da forma al caparazón del reactor de última generación y a un cementerio nuclear permanente a medio kilómetro de profundidad, único en el mundo, que guardará los residuos altamente radiactivos de toda Finlandia. Políticos y ciudadanos lo han acogido con los brazos abiertos. Paradójicamente ha sido la potente preocupación ambiental de los finlandeses, que ven en el uranio la única fuente de energía libre de emisiones de CO2, la que ha permitido que los deseos de la industria, que será copropietaria de la central, se hagan realidad. Tienen también los finlandeses fe ciega en los adelantos tecnológicos del reactor, según sus creadores, mucho más seguro y preparado incluso para resistir impactos de aviones como los del 11-S.

"El 90% de los finlandeses reconoce que el cambio climático es una realidad y nos piden respuestas a los políticos. Las metas que fija la Unión Europea de reducción de CO2, junto a la opinión de los ciudadanos y el clima político reinante, hace que sea el momento propicio para optar por las nucleares. Los grandes partidos finlandeses apoyaremos en breve la construcción de otra central más, la sexta", indica el ex ministro de Asuntos Europeos Jari Vilén. Este diputado del opositor partido conservador acaba de volver de Rusia, y tras entrevistarse con políticos del Kremlin dice estar sorprendido por su actitud. "Tienen claro que Europa depende de su energía y no van a acceder a abrir su mercado con las condiciones que quieren los europeos, no habrá una carta de energía con Rusia en varios años", asegura.

Olkiluoto3 es sólo el pistoletazo de salida en una Europa, consciente de su creciente voracidad energética y deseosa de reducir la dependencia del Kremlin -el 40% de las importaciones de gas y el 25% de las de petróleo de la UE proceden de Rusia-, y con el cambio climático como telón de fondo. Después de Finlandia, vendrá Francia con otra central en construcción. Lituania, Holanda, Polonia, Suecia, República Checa, Reino Unido, Eslovaquia, Rumania y Bulgaria ya han reabierto el debate nuclear, lo que en breve les conducirá a levantar nuevas centrales o a prolongar la vida de las existentes.

Oficialmente, Bruselas no impulsa la resurrección nuclear y deja la decisión en manos de los Estados miembros. Pero es un secreto a voces que el Ejecutivo comunitario cree que la competitividad de la UE depende en gran medida de un cóctel de fuentes de energía que incluye la nuclear. "Teniendo en cuenta que el tiempo que se necesita para construir una central ronda los 10 años, hace falta tomar decisiones ahora si se pretende construir nuevas centrales, si se quiere mantener la actual capacidad de producción", dejó hace poco escrito Bruselas en uno de los documentos de la estrategia energética comunitaria. Fuera de la UE, Japón, Corea del Sur, China, India, Rusia y EE UU también tienen planes nucleares a la vista.

Mientras, la construcción de Olkiluoto3 y del primer cementerio nuclear permanente sigue su curso a pesar del gélido invierno que tiñe de blanco Finlandia. Ingenieros y obreros de 30 países tratan de ganar tiempo, después de que el proyecto haya sufrido un retraso de cerca de dos años, que impedirá que la central eche a andar antes de 2011 y que ha provocado pérdidas multimillonarias a la empresa contratista, la franco-alemana Areva. El incumplimiento de los plazos, causado por numerosos problemas técnicos y la falta de personal cualificado, llena estos días los titulares de la prensa finlandesa.

Philippe Knoche es el director del proyecto de Olkiluoto3 y ha acudido a la conferencia de prensa que cada mes se celebra en la central. Le toca explicar por qué el proyecto no marcha todo lo bien que debiera. Más tarde, en conversación con este diario, reconoce que los plazos que se fijaron inicialmente eran "demasiado ambiciosos" y explica las características del proyecto: un reactor de agua ligera a presión tipo EPR con una potencia eléctrica de 1.600 megavatios, "una evolución, no una revolución" comparado con modelos como Vandellós II o Trillo en España. Sin embargo, las mejoras no son comparables con las que tendrán los reactores de Generación IV, todavía en fase de I+D.

La novedad en Olkiluoto3 consiste en que han multiplicado los sistemas de seguridad, de forma "redundante y autónoma". Es decir, que si en caso de accidente falla uno, se pondría en marcha el siguiente y así sucesivamente. Otra de las innovaciones del diseño es que han recubierto las estructuras con hormigón pesado, capaz de soportar la colisión de un avión de pasajeros o militar.

La seguridad reforzada del diseño podría verse minada, sin embargo, por la propia ejecución del proyecto, como denuncian no sólo los ecologistas, sino también Stuck, el organismo del Gobierno finlandés encargado de velar por la seguridad de la central, que ha detectado importantes deficiencias, aunque piensan que van camino de resolverse. "No han cumplido nuestros requerimientos y van a tener que rehacer algunas piezas, pero es sólo cuestión de tiempo", indica Petteri Tiippana, responsable de la supervisión del proyecto en Stuck. Pero sí le preocupa la interminable cadena de subcontrataciones y la deslocalización excesiva de la fabricación y ensamblaje de los componentes. Francia, Japón, Alemania, Polonia o India son algunos de los 27 países en que se fabrican las piezas. "Cuanto más corta sea la cadena de subcontratación y menos subcontratistas haya, mejor será para la seguridad", reconoce Tiippana, en la sala de emergencias, forrada de mapas y botones, y desde la que se controlará la respuesta de policías, bomberos y técnicos en caso de accidente nuclear.

Los habitantes de Rauma, la población que acaba a un kilómetro largo de Olkiluoto, no temen un accidente ni piensan en los peligros de la subcontratación. Lejos de haberse encadenado a las puertas de la central, piensan que será beneficiosa para el medio ambiente. "Ya hay dos centrales funcionando en la isla. No me preocupa que haya una tercera. El planeta se está calentando y alguien tiene que hacer algo", se resigna a sus 43 años Sirpa, una camarera. Como ella, Juli Areila, maestra, asume con naturalidad la vida junto a la central. "Todos los cursos del colegio van de excursión a Olkiluoto. A mi hijo le toca la semana que viene. Los adultos también vamos. Es gratis y además nos dan café", cuenta esta mujer de 40 años, que se ganó sus primeros sueldos limpiando los cristales de Olkiluoto1 y 2, que funcionan desde principios de los años ochenta.

Tomy Suvanto, teniente alcalde de Rauma, explica que eligieron su ciudad, de 37.000 habitantes, porque las papeleras de la zona consumen mucha energía y porque "como ha habido dos centrales en los últimos 30 años, estamos muy acostumbrados a vivir con ellas". Tanto que, según cuenta, las cabañas de verano instaladas junto al mar, al pie de la central, se venden en el mercado al mismo precio que las que distan decenas de kilómetros. Además, no oculta su satisfacción por la fuente de ingresos que suponen los trabajadores extranjeros que han desembarcado en masa. Hasta han montado su propia escuela francesa.

Como los habitantes de Rauma, la mayoría de los finlandeses confía en la seguridad de las centrales. Según el Eurobarómetro de 2005, el 58% de ellos dijo estar a favor de la energía nuclear, una cifra muy elevada comparada con el apoyo del 16% de los españoles ese mismo año. Desde que en 2002 el Parlamento de Finlandia diera el visto bueno al reactor ahora en construcción, la población lo ha asumido como un proyecto nacional. Los empresarios, impulsores y copropietarios a través del consorcio TVO del proyecto, han visto cumplido su sueño después de años de intenso lobby. "En este país hace mucho frío y se gasta mucha calefacción. La industria papelera [uno de los motores de la economía finlandesa] tiene muchas necesidades energéticas. Además, los empresarios no pueden permitirse pagar la electricidad a un precio cada vez más alto", sostiene Jouni Punnonen, experto en energía de la patronal.

A pesar de que Finlandia es el cuarto país con la electricidad más barata de la UE, Punnonen se queja de que los empresarios de su país no podrán competir con los chinos o con los de EE UU si tienen que estar sujetos al comercio de emisiones de CO2, con el que Bruselas pretende dar cumplimiento a los objetivos del Protocolo de Kioto. En virtud de este mecanismo, los Gobiernos europeos otorgan a la industria créditos para emitir una cierta cantidad de gases contaminantes, y si se exceden tienen que pagar la diferencia. La energía nuclear, que no produce dióxido de carbono, no está sujeta al comercio de emisiones.

En realidad, a la industria le sale casi lo comido por lo servido, porque el Gobierno finlandés, como muchos otros europeos, ha otorgado casi tantos derechos de emisión como precisan los empresarios. Aun así, Punnonen sostiene que el comercio de emisiones ha encarecido la electricidad de la que se nutren entre otras las papeleras, y que si los industriales, como está previsto, chupan la corriente directamente desde la central, se evitarán el filtro ambiental y pagarán menos por la energía. Este experto dice que lo que es bueno para los empresarios es bueno para el Estado.

Pero los ecologistas sostienen que también al Estado finlandés le va a salir cara la central, y en concreto el retraso que acumula el proyecto. "Al Gobierno le va a costar unos 300 millones de euros en créditos de emisión que no tenían previstos para los dos años de demora y en los que habrá que ir a buscar la energía a otra parte", explica el encargado de los temas de energía de Greenpeace en Finlandia, Lauri Myllyvirta. La organización, que intentó sin éxito parar el proyecto, lamenta ahora que "los titulares catastrofistas de la prensa" sobre las consecuencias del cambio climático hayan abonado el terreno para los defensores de la opción nuclear. "A los políticos les resulta mucho más fácil convencer a la gente de que un reactor es seguro que de intentar que la gente use menos el coche o cambie su modelo de vida".


¿ fin de la moratoria ?                       felipe gonzalez / febrero 2007

Convencido de que es inevitable una crisis de la oferta energética en un plazo de 10 años, ha apostado por "replantear un debate serio" sobre la energía nuclear, dado el aumento de las condiciones de seguridad en las centrales y los avances "sustanciales" en la gestión de los residuos.

Conflictos graves por el reparto de la energía

Tras recordar que fue él quien decretó la moratoria nuclear (en 1984), ha explicado que lo hizo precisamente por razones de seguridad y por la "sobrerresponsabilidad" que suponía la imposibilidad de eliminar la radiactividad de los residuos, dos problemas que a su juicio han cambiado.

González ha apostado por la investigación y el desarrollo de energías renovables, y ha insistido tajante al reclamar que se debata "en serio", regional y globalmente, el problema energético: "Nos estamos jugando los conflictos internacionales más graves de los próximos 10 o 15 años en la pelea por el reparto de la energía".

copyleft 2007 fangfastik | circpau | webmasters