:)
inicio
el efecto circpau
estratégia y táctica
organizativo
ecómico
comunicación
festival circpau
index

top volver avance




ecómico
globalización Imprimir E-mail

La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices.

albert einstein


globalización       noam chomsky  / libro ;   porto alegre, otro mundo es posible pag.13-15.

Después de la Segunda Guerra Mundial la integración de la economía internacional - es decir, la "globalización"- fue en aumento. Al final del siglo XX el declive sufrido en el período entre guerras se ha invertido, llegando al nivel anterior a la Primera Guerra ( 1914-18 ) en números brutos - volumen del comercio relativo al tamaño de la economía global , por ejemplo. No obstante, la situación hoy es mucho más compleja.En el período de posguerra, la integración pasó por dos fases:

  • 1.El período de Bretton Woods, hasta el inicio de los años 70, cuando las tasas de cambio eran reguladas y había un control sobre el movimiento del capital.
  • 2.El período que empieza con el desmantelamiento del sistema Bretton Woods.
Estas dos fases son totalmente diferentes.

Con sobrada razón, muchos economistas se refieren a la primera fase como los " años dorados " del capitalismo industrial y a la segunda como los " años de plomo ", pues en estos últimos se verifica un nítido deterioro de los índices macroeconómicos en el mundo entero ( tasas de crecimiento, productividad, inversión, etc.), además de una creciente desigualdad social.

La segunda fase se conoce normalmente como " globalización ". Está asociada a las políticas llamadas neoliberales: ajuste estructural y " reformas ", de acuerdo con el " Consenso de Washington ". Esas políticas se aplican en la mayoría de los países del Tercer Mundo y, desde 1990, fueron también implementadas en la India y en las " economías en transición" del Este Europeo. Otra versión de esas mismas políticas se destina a los propios países industrialmente avanzados, más significativamente a los Estados Unidos y al Reino Unido.

En Estados Unidos, el país más rico del globo, los salarios de la mayoría de los trabajadores se han congelado o disminuyeron, las horas de trabajo aumentaron drásticamente, mientras las ayudas por vejez o enfermedad fueron reducidas. Durante los " años dorados " los indicadores sociales seguían al PIB ( Producto Interior Bruto ).



A partir de la mitad de los años 70, esos indicadores van yendo a la baja regularmente, alcanzándose los índices de 40 años atrás.

La globalización contemporánea se ha descrito como una expansión del " libre comercio ", mas tal denominación es engañosa. La mayor parte del comercio mundial está, de hecho, manejada por medio de contratos entre grandes empresas. Más allá de eso hay una fuerte tendencia a la formación de oligopolios y de alianzas estratégicas entre grandes empresas en muchos sectores de la economía. Ese proceso normalmente cuenta con un amplio apoyo del Estado a fin de socializar los riesgos y los costos de las empresas. Esa característica ha marcado la economía estadounidense de las ultimas décadas.

Los acuerdos internacionales de " libre comercio " envuelven una intrincada combinación de liberalización y proteccionismo en muchos sectores estratégicos, como en el caso de la industria farmacéutica, permitiendo que megaempresas obtengan ganancias enormes gracias al control monopolístico que ejercen sobre los precios de las medicinas que, por otra parte, se desarrollan con una sustancial contribución del sector público. Otra característica importante de los llamados " años de plomo " ha sido la enorme expansión del volumen de circulación del capital especulativo a corto plazo, lo que limita drásticamente las posibilidades de planificación de los gobiernos y, consecuentemente, restringe la soberanía popular en los sistemas políticos democráticos.

Hoy, la configuración del " comercio" es muy diferente de la del período anterior a la Primera Guerra. Gran parte de ese comercio consiste en flujos, controlados por las grandes empresas, de manufacturas hacia los países ricos.

Esas prácticas, además de la constante amenaza de las empresas de transferir su producción de un país a otro, representan un arma poderosa contra los trabajadores y contra la propia democracia. Este sistema emergente puede ser calificado de " mercantilismo corporativo ", pues las decisiones que afectan a las relaciones sociales, económicas y políticas están cada vez más en las manos de entidades privadas, sin ningún mecanismo de control social. Esa concentración de poder hace recordar " los instrumentos y tiranos del gobierno ", en la frase memorable de James Madison que alertaba ante las amenazas a la democracia que él advirtiera hace dos siglos.

Era esperable que esa segunda fase desencadenara protestas significativas y la oposición de la gente, llevada a cabo de diversas formas , en todo el mundo. El Foro Social Mundial proporciona una oportunidad sin precedentes para la unión de fuerzas populares de los más diversos sectores, en los países ricos y en los países pobres, en el sentido de desarrollar alternativas constructivas en defensa de la aplastante mayoría de la población mundial que sufre constantes agresiones a los derechos humanos fundamentales. Esta es también una importante oportunidad para avanzar en el sentido de debilitar las concentraciones ilegítimas de poder y extender los dominios de la justicia y la libertad..



tortugas y camioneros , unidos al fin

30 diciembre 1999 seattle

Las consecuencias de la Batalla de Seattle fueron muy importantes y se ha constituido como un hecho histórico mundial. Existe un consenso generalizado en que a partir de ese momento se produce una bisagra en la dirección que traía el proceso de globalización corporativa. Hasta ese momento, durante la década de los años 1990, la globalización era presentada con un lenguaje exclusivamente comercial y afín por las Empresas Multinacionales (EMN) y los grandes grupos financieros mundiales. Desde entonces, incluso los sectores más conservadores comienzan a utilizar en su lenguaje términos y propuestas vinculadas a los derechos del trabajo, del ambiente, de los derechos humanos, de la pobreza y la distribución de la riqueza.

El hecho de que por primera vez las organizaciones sindicales y ambientales ("tortugas y camioneros unidos al fin") pudieron unirse en una acción conjunta, abrió un proceso mundial de alianzas entre organizaciones heterogéneas que finalmente tuvo una de sus máximas manifestaciones en el Foro Social Mundial, cuya primera versión ser realizó en Porto Alegre en 2001.


omc ( organización mundial de comercio )  federico reyes heroles / 2005

De lo que se decida en Hong Kong dependerá la prosperidad de cientos de millones de seres humanos. Suena desmesurado, no lo es. De hecho la historia es antiquísima. Desde siempre el comercio ha sido una fórmula de aprovechamiento de los recursos naturales, de la ubicación geográfica, de las particularidades de cada latitud. Desde siempre el comercio ha sido una gran fórmula para generar riqueza. Braudel diría que ha sido además una forma civilizadora. También desde siempre el comercio enfrenta a los pueblos, a las regiones, a las naciones. En eso nada ha cambiado.

Lo que sí ha cambiado es el impacto del comercio sobre la humanidad. Atrás quedó la sociedad agrícola que fue desplazada hace apenas unos minutos históricos, por la sociedad industrial. Decenas de millones de seres humanos mudaron su actividad. La nueva fuente de riqueza estaba en las ciudades. Durante siglo y medio el derrotero pareció insuperable. William J. Bernstein (The Birth of Plenty) sostiene que la mayor parte de la riqueza que hoy existe en el orbe se generó después de 1848. Las naciones se empeñaron en carreras individuales. Una nueva división entre ricos y pobres dividió al mundo. Las sorpresas no terminarían allí: aparecerían los servicios, el comercio incluido.

Las guerras mundiales, con la gran depresión de por medio, provocaron un proteccionismo generalizado. El comercio internacional vivía días nublados. Pero los negocios obligan. Grandes oportunidades se estaban perdiendo por un dogma insostenible. En 1947, en La Habana, 57 naciones suscribieron una carta de filosofía liberalizadora. Nunca entró en vigor. Los proteccionistas en Estados Unidos eran mayoría. Sin embargo al año siguiente, en Ginebra, se logró la firma del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT). Durante casi medio siglo, y con muchos tropiezos, la liberalización comercial avanzó. En 1998 ya había 96 miembros. No era una cuestión de dogma: el comercio, la apertura, con todos sus riesgos, mostró ser una fuente notable de prosperidad. La fantástica investigación de Angus Madison (The World Economy, a Millenial Perspective) es apabullante al respecto. En 1950 el total del intercambio comercial en el mundo no llegaba a los 300,000 mdlls. En 1998 fueron casi 6,000,000 mdlls. Según el Banco Mundial las últimas dos décadas del siglo XX han sido las de mayor disminución de pobres absolutos de que se tenga registro. El comercio muestra sus alcances.

No todo fue historias de éxito. La apertura generalizada quebró ramas industriales enteras en ciertas naciones, arrinconó a productores agrícolas en países muy pobres como el caso de Burkina Faso en Africa que reporta El País. Está también la desgarradora historia de los productores asiáticos de arroz desplazados principalmente por otros productores asiáticos o el dramático caso del algodón que ha empobrecido a los productores tradicionales por los subsidios del gobierno estadounidense a sus productores. El dolor se muestra también en una terrible polarización entre los ricos y los pobres. Pero, de nuevo, las potencialidades del comercio internacional son tantas que en la última ronda del GATT en Uruguay se decide dar un paso más. Así nace la OMC que hoy reúne a 148 estados de los poco más de 190 registrados en la comunidad internacional. Los peores obstáculos a la liberalización comercial hoy están dentro de los Estados Unidos y la Unión Europea. Ella sola otorga alrededor de 300,000 mdlls. de subsidios anuales. Muchas vacas de países ricos reciben más apoyo que millones de seres humanos atrapados por la miseria. La gran pregunta de hoy en Hong Kong no es si el comercio puede generar prosperidad, sino cómo frenar la competencia injusta que abre un amplio territorio a los globalifóbicos.

De verdad se volverá el mundo "plano" como afirma Thomas L. Fiedman o, por el contrario, los fracasos de las rondas comerciales como Doha anuncian ya el fin de una era. El largo plazo siempre será un misterio. Lo que sí queda claro es que, incluso sin grandes avances en la liberalización, en las próximas décadas la brutal dinámica de las exportaciones cruzadas difícilmente se colapsará. La simple inclusión de China en la OMC abre capítulos inéditos para el comercio. Quien se descuide podría ver al comercio chino convertirse en una auténtica pesadilla. Pero quien pueda penetrar al gran monstruo encontrará mercados sin precedentes en la historia.

omc


insolubles diferencias entre ricos y pobres en omc  hong kong / china / 14 diciembre 2005

Las contradicciones entre los países subdesarrollados y desarrollados en la VI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) parecían insolubles hoy al concluir el segundo día del encuentro.

Mientras las calles de la ciudad eran escenario de nuevos enfrentamientos entre fuerzas antimotines y activistas antiglobalización, los cancilleres de Argentina, Brasil y la India reiteraron que deben eliminados los subsidios agrícolas.

Reclamó eliminar todas las formas de subsidios a las exportaciones, reducir drásticamente las ayudas internas y facilitar mayor acceso al mercado de esos bienes.

Los problemas de los países en desarrollo no se van a arreglar con mejoras puntuales, ni con dádivas o más promesas incumplidas, puntualizó.

Sus colegas, Celso Amorim, brasileño, y Kamal Nath, indio, indicaron que esperan acciones de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para sacar del estancamiento las negociaciones.

Amorim, en representación del Grupo de los 20 (G-20) países en desarrollo, demandó fijar una fecha para eliminar las subvenciones a las exportaciones, sería un gesto positivo, táctico.

Para ello, apuntó Nath, sólo hay que señalar el día en que se dejaran de pagar.

Ambos ministros coincidieron en que las naciones ricas se deben comprometer a suprimir los aranceles y las cuotas del algodón para los países productores africanos.

Asimismo, el ministro chino de Comercio, Bo Xilai, que los países desarrollados deben abrir sus mercados y hacer más por ayudar y proteger a los más pobres y vulnerables, de lo contrario se corre el riesgo que ocurra un desastre.

En la segunda jornada de la cumbre, que sesionará hasta el domingo, estuvo matizada además por el enfrentamiento entre las delegaciones de Washington y Bruselas.

La UE acusó a Estados Unidos de beneficiarse del programa de ayuda alimentaría al Tercer Mundo y reclamó a la OMC que regule esos planes.

Los norteamericanos utilizan esos programas para colocar sus productos agrícolas en otros mercados en una actitud indignante, dijeron voceros de la Comisión Europea.

Peter Mandelson, comisario europeo de Comercio, señaló que no se oponen a que se dé ayuda alimentaría, lo que se critica es cómo miembros de la OMC usan las donaciones para deshacerse de excedentes agrícolas.

Organizaciones no gubernamentales (ONGs) presentes en la reunión estiman que el comercio agrícola mueve anualmente unos 783 mil millones de dólares, pero los países en desarrollo sólo participan en un tercio de ese intercambio.

La ONG Oxfam significa que esas naciones representan el 98 por ciento de la población agrícola mundial y que África, por ejemplo, apenas consigue entre uno y cuatro por ciento de ese volumen comercial.

Mientras, los manifestantes antiglobalización intentaron por segundo día llegar al centro de convenciones, pero fueron rechazados por policías antidisturbios que utilizaron gases irritantes y bastones.

ecologistas cree que las propuestas de la OMC en Hong Kong profundiza la crisis social y ambiental mundial

La ONG Ecologistas en Acción considera que el texto borrador de la declaración Ministerial de Hong Kong aprobada estos días durante el encuentro que está manteniendo la Organización Mundial del Comercio (OMC) en esta ciudad 'es una receta para la destrucción ambiental, la creación de desempleo y subempleo, la pérdida del sustento de pequeños agricultores y de su capacidad productiva y para diezmar a los proveedores locales de servicios'.

A su juicio, en este documento 'se impone la apertura de los mercados agrícolas, industriales y de servicios en beneficio de las grandes empresas transnacionales de la Unión Europea, Estados Unidos y los gigantes asiáticos'. Además, 'genera inestabilidad política y provoca cada vez más conflictos ambientales y sociales'.

Los impactos derivados de las actuales políticas de 'libre' comercio en sectores esenciales como bosques, pesca, alimentos, minerales, agua, y biodiversidad, 'se suman a los impactos producidos por el cambio climático', explican.

Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo 'liberalizar el comercio no asegura el desarrollo humano de forma automática, y el aumento del comercio no siempre tiene un impacto positivo en el desarrollo humano'. Efectivamente, 'la expansión del comercio no garantiza ni el crecimiento económico inmediato, ni el desarrollo económico o humano a largo plazo', señala Ecologistas.

'Las negociaciones actuales en la OMC se proponen liberalizar el comercio en diversos sectores, desde la agricultura hasta los recursos naturales', pero puesto que las personas pobres son quienes más dependen del acceso a los recursos naturales para su alimentación, medicamentos y combustible, 'esto podría aumentar las grandes desigualdades ya existentes en el sistema de comercio vigente, haciendo crecer la pobreza en el mundo aún más'.


desarmar los mercados   Ignacio Ramonet / Le Monde Diplomatique. Diciembre 1997 #525.)

La mundialización financiera ha creado, por otra parte, su propio Estado. Un Estado supranacional que dispone de sus aparatos, sus redes de influencia y su medios de acción. Se trata de la constelación formada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).


grandes beneficiarios                        ecologistas en acción

No hay que olvidar que los grandes beneficiados de los procesos de privatización son las empresas multinacionales, con sede en su mayoría en los países del Norte, que actúan guiándose únicamente por su balance económico a final del año, recuerda Ecologistas.

Así, en Hong Kong el acceso al agua --universalmente reconocido como Derecho Humano y aún negado a cientos de millones de personas en todo el mundo-- es transformado en la 'lógica necesidad de comercializar con las fuentes y abrir los mercados de agua'.

Por otro lado, recuerdan, 'las prácticas de agricultura intensiva y el libre comercio internacional conducen a trastornos sociales, daños ambientales e incluso al hambre, en particular en los países empobrecidos'. Los pequeños agricultores 'son especialmente vulnerables a las presiones de apertura del mercado, viéndose muchas veces expulsados de sus tierras, que son transformadas en plantaciones o sembradas con monocultivos.'

A su juicio, 'la estructura, normas y procesos de la OMC están sistemáticamente sesgados contra los intereses de la mayor parte de la población mundial que sufren las consecuencias ambientales del libre comercio como la desertización, la contaminación, el cambio climático, el agotamiento de recursos naturales, la reducción de biodiversidad o el aumento de residuos'.

Durante el transcurso de esta VI Conferencia Ministerial de la OMC en Hong Kong, que se clausurará domingo, Ecologistas en Acción afirma que 'hay vida después de la OMC', y que su desaparición 'no generaría el caos, sino que abriría un espacio político para construir modelos económicos y sociales justos, equitativos, solidarios y ambientalmente sostenibles'.



los precios de los pisos devoran ya el 40% de los ingresos familiares             
agencia efe / madrid

Es la tasa de esfuerzo económico más elevada de los últimos diez años, después de una brusca subida de cuatro puntos con respecto al año pasado

El esfuerzo que tienen que hacer las familias españolas para comprar una vivienda se elevó al final del primer semestre del año hasta el 40,9% de su renta bruta, la tasa más alta de los últimos 10 años, según los últimos datos del Banco de España.

El porcentaje de renta que tienen que destinar los hogares para la adquisición de un inmueble creció así, por tercer trimestre consecutivo, y se colocó más de cuatro puntos por encima del esfuerzo que debían que realizar hace un año, equivalente al 36,5 por ciento de su renta.

Con este nuevo incremento, las tasas de esfuerzo requerido para comprar una vivienda se acercan cada vez más a los peores momentos vividos por los hogares, que a mediados de 1995 tenían que dedicar el 47,1% de su renta para hacerse con un inmueble.

La última vez que las familias necesitaron realizar un esfuerzo tan grande como el actual fue en junio de 1996, cuando hacía falta destinar el 41% de la renta para comprar un inmueble.

Tras un período de moderación, ese esfuerzo volvió a superar el 30 por ciento en el año 2000 por el encarecimiento de los inmuebles, que obliga a las familias a contratar créditos hipotecarios cada vez mayores para comprar una casa, y, en consecuencia, aumentar la renta que tienen que dedicar al pago de ese préstamo.

Según los últimos datos del Ministerio de Vivienda, el precio de la vivienda se había incrementado una media del 10,6% hasta el pasado mes de junio, en comparación con el mismo mes de 2005, aunque esa tasa supone una nueva moderación en la tendencia de desaceleración iniciada hace año y medio. El precio del metro cuadrado de suelo, sin embargo, había bajado al cierre del primer trimestre del año el 0,4% en variación interanual, pese a lo cual la vivienda mantuvo tasas de encarecimiento de dos dígitos.

Ante esta situación, la deuda de los hogares ha seguido creciendo y se colocó en 730.943 millones de euros al cierre del primer trimestre del año, lo que supone un crecimiento del 19,2% respecto al mismo período de 2005. Descontando las deducciones fiscales de las que se benefician las familias al comprar una vivienda, el esfuerzo para adquirir una vivienda se situó en el 28,5% de la renta al cierre de junio, frente al 25,6% de un año antes.

Según la legislación vigente, los contribuyentes pueden desgravarse el 15% por sus aportaciones anuales, con un máximo de 9.015 euros, aunque en los dos primeros años tras la compra de la vivienda, los primeros 4.507 euros se benefician de una deducción mayor, el 25%. Sin embargo, tras la reforma fiscal del Gobierno, se mantendrá un porcentaje único de deducción, el 15%, con un límite de 9.015 euros.

El precio medio de la vivienda se encareció un 48,5% en los tres últimos años, a una media anual del 16,2%, casi seis puntos por encima del avance actual que se registra en el coste de las casas a fecha del pasado 30 de junio, según los últimos datos publicados por el Gobierno

No fueron Cataluña y Madrid las que encabezaron la lista de las comunidades más caras, pues Murcia fue la primera en estas subidas, con una tasa acumulada del 56%, seguida de Andalucía (54,3%) y Castilla-La Mancha (52,2%), donde la llegada del AVE ha disparado los valores de algunas provincias (Toledo y Ciudad Real) al convertirse en «dormitorios» de Madrid.

El resto de territorios registraron en ese período una subida inferior a la media (48,5%), de la que estuvieron muy cerca la Comunidad Valenciana (45,5%), Madrid (42,7%) y Cataluña (42,2%).


no vas a tener una casa en la puta vida         22 septiembre 2006


Bajo el lema "No vas a tener una casa en la puta vida", en Madrid y Barcelona volverán a reunirse el próximo sábado 30 de septiembre miles de jóvenes, y no tan jóvenes, para defender su derecho constitucional a una vivienda digna.

En la convocatoria realizada por Internet, se recuerda que el pasado 14 de mayo, miles de personas salieron a la calle en toda España para exigir una vivienda digna. "La sentada fue un éxito pero las cosas siguen igual: ayer volvieron a subir las hipotecas y los alquileres están por las nubes", afirman los organizadores. "Nos están pidiendo a gritos que salgamos de nuevo a la calle. Y esta vez seremos muchos más".

En el sitio vdevivienda, formado por una red de sitios web unidos por la problemática de la vivienda, se dice que "en España, la vivienda es la más cara del mundo, teniendo en cuenta los sueldos de los ciudadanos. Nuestra principal amenaza es la especulación descontrolada con un bien de primera necesidad como es la vivienda. Esto está provocando muchos problemas que se traducen en dramas personales, familiares y colectivos".


copyleft 2007 fangfastik | circpau | webmasters