:)
inicio
el efecto circpau
estratégia y táctica
organizativo
ecómico
comunicación
festival circpau
index

top volver avance




festival circpau
la calle ya no es suya Imprimir E-mail


Similitudes entre las movilizaciones sociales de la Plataforma en Defensa del Ebro, Aturem la Guerra, Nunca Mais o la DIY Cultura
juan bolea / 21 abril 2003

Nuestra compañera de El Periódico de Cataluña , Gemma Tramullas, ha elaborado un interesante informe sobre las motivaciones sociológicas y políticas que han transformado Barcelona en sucesiva sede de masivas movilizaciones de protesta, desde las respuestas antiglobalización a la Plataforma en Defensa del Ebro o el movimiento pacifista Aturem la Guerra , recrecido en la resistencia de la guerra contra Irak y en esas caceroladas, esas sonoras y estridentes cassoladas que vienen atronando las plazas y calles de la ciudad de Clos.

Para explicar la frecuencia y carácter multitudinario de las concentraciones populares, incluida Nunca Mais , que han puesto contra las cuerdas al gobierno del PP, para desenhebrar esa mecha popular que también ha prendido en otras ciudades -sin ir más lejos, en las capitales aragonesas- Josep Pont, director de La Lluita per L´Ebre (estudio sobre las reacciones sociales contra el Plan Hidrológico) argumenta que la ciudadanía está harta de un ejecutivo que gobierna mediante decretos. La lejanía y prepotencia de los políticos, en efecto, han deparado la virtualidad de conjuntar a comarcas, como las del Bajo Ebro, tradicionalmente desunidas, y a decenas de organizaciones dispares en una lucha común contra las agresiones bélicas a terceros países.


"El movimiento ciudadano contra la guerra toma como espejo al movimiento social contra el Plan Hidrológico", llega a asegurar la socióloga Vanessa Maxé, quien contempla la estrategia movilizadora de la Plataforma de l´Ebre como modelo organizativo de Aturem la Guerra.

Todas estas manifestaciones de la protesta popular, según nos recuerda acertadamente Gemma Tramullas, podrían encontrar un referente válido en las luchas sociales contra los quince años de gobierno conservador británico. La doctrina Do it Yourself (DIY Culture ) enfrentó al thatcherismo masas de obreros amenazados por el paro y de jóvenes que culturalmente se sentían marginados por las acciones y beneficios del poder.

Lo cierto es, por lo que a Barcelona o Zaragoza respecta, que los segmentos de nuestra sociedad proclives a incrementar la presión en la calle son cada vez más amplios y numerosos. No es en absoluto raro encontrar en una misma línea de una manifestación antitrasvase, o contra la guerra, a una señora mayor, una madre con sus hijos, grupos de estudiantes, de profesionales, de habitantes del medio rural desplazados a las grandes ciudades para dejar oír su voz, clamor, reivindicación, eslogan, en esencia su pensamiento opositor.

Las cosas están claras a pie de calle, pero hay políticos que siguen obstinándose en no ver la realidad. Los del PP, por descontado, y así les irá en las urnas, pero también han trompicado con el pueblo líderes históricos de la sagacidad y experiencia de un Jordi Pujol que, en tocando el Ebro, se hace con la pichineta un lío. Sus recientes declaraciones en el Pignatelli, trasvase no, sí, Ródano sí, o no, Delta sí, pero según y cómo, han contribuido a deteriorar el final de su hégira, y a saludar el advenimiento, cacerola en mano, de Pasqual Maragall.

Fraga acuñó aquella frase que hoy es historia de "la calle es mía", expresada con la convicción del que se sentía amparado por las fuerzas policiales y la falsa legitimidad de una dictadura.

copyleft 2007 fangfastik | circpau | webmasters