:)
inicio
el efecto circpau
estratégia y táctica
organizativo
ecómico
comunicación
festival circpau
index

top volver avance




el efecto circpau
espectro electromagnetico Imprimir E-mail


toda la luz cabe dentro de un ojo

poeta en nueva york / federico garcia lorca



nebulosa helix

espectro electromagnético

Atendiendo a su longitud de onda, la radiación electromagnética recibe diferentes nombres. Desde los energéticos rayos gamma (con una longitud de onda del orden de picómetros) hasta las ondas de radio (longitudes de onda del orden de varios kilómetros) pasando por la luz visible cuya longitud de onda está en el rango de las décimas de micra. El rango completo de longitudes de onda forma el espectro electromagnético, del cual la luz visible no es mas que un minúsculo intervalo que va desde la longitud de onda correspondiente al violeta hasta la longitud de onda del rojo. Si hablamos de luz en sentido estricto nos referimos a radiaciones electromagnéticas cuya longitud de onda es capaz de captar el ojo humano, pero técnicamente, el ultravioleta, las ondas de radio o las microondas también son luz, pues la única diferencia con la luz visible es que su longitud de onda queda fuera del rango que podemos detectar con nuestros ojos; simplemente son "colores" que nos resultan invisibles, pero podemos detectarlos mediante instrumentos específicos.


espectro visible

La luz visible forma parte de una estrecha franja que va desde longitudes de onda de 380 nm (violeta) hasta los 780 nm (rojo). Los colores del espectro se ordenan como en el arco iris, formando el llamado espectro visible.


En términos generales, el espectro electromagnético abarca, según un orden creciente de frecuencia:

  • las ondas de radio
  • las microondas
  • los rayos infrarrojos
  • la luz visible
  • la radiación ultravioleta
  • los rayos X
  • los rayos gamma

radiación de fondo de microondas

La radiación de fondo de microondas (CMB Cosmic Microwave Background) es una forma de radiación electromagnética que llena el universo por completo. Tiene características de radiación de cuerpo negro a una temperatura de 2.726 Kelvin y su frecuencia pertenece al rango de las microondas.

Esta radiación fue predicha por George Gamow, Ralph Alpher y Robert Hermann en los años 40 y fue descubierta de manera accidental en 1964 por Arno Penzias y Robert Woodrow Wilson quienes recibieron el Premio Nóbel de Física de 1978 por este descubrimiento.

La radiación de fondo de microondas ha sido estudiada con gran detalle por el satélite COBE (Cosmic Background Explorer) entre 1989 y 1996 que fue la primera experiencia capaz de detectar irregularidades y anisotropías en esta radiación. Las irregularidades se consideran variaciones de densidad del universo primitivo y su descubrimiento arroja indicios, la formación de las primeras estructuras de gran escala y la distribución de galaxias del universo actual. En el 2001 la agencia espacial americana NASA lanzó el WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Probe), un nuevo satélite capaz de estudiar con gran detalle la radiación cósmica de fondo.

wmap ( nasa )                             wmap wikipedia

las explosiones de rayos gamma emiten a casi la velocidad de la luz             27 junio 2007

Un telescopio automático ha medido con altísima precisión la velocidad de la materia emitida en los estallidos de rayos gamma. Es una velocidad muy alta, igual al 99,9997% de la velocidad de la luz (unos 300.000 kilómetros por segundo), que es el límite máximo de velocidad en el universo.

Los estallidos de rayos gamma, fenómenos que atraen gran atención de los científicos en los últimos años, se producen constantemente en el cielo de modo imprevisible, probablemente asociados -al menos parte de ellos- a explosiones de estrellas supernovas. Son estallidos muy breves, durando algunos minutos los más largos, pero menos de un minuto los más breves, y tienen con un brillo colosal que va decayendo en los días y semanas después. Su observación sistemática, como nadie sabe dónde va a producirse uno, ha exigido la puesta en marcha de una red mundial formada por satélites en órbita que rastrean todo cielo constantemente y telescopios terrestres que son alertados por los primeros en cuanto detectan uno. Este dispositivo ha permitido en los últimos años observar varios estallidos de rayos gamma unos cuantos segundos después de producirse y luego continuar el seguimiento del resplandor remanente con diferentes telescopios en diferentes longitudes de onda.
Cuestión de segundos

Gracias a la alerta dada en esta red, el telescopio automático REM, de 0,6 metros de diámetro y muy rápido en la maniobra de orientación, situado en La Silla (Chile), el Observatorio Europeo Austral (ESO), logró apuntar en cuestión de segundos hacia dos estallidos detectados por el satélite Swift el 18 de abril y el 7 de junio de 2006, y vigilar el comportamiento de esos cataclismos cósmicos.

"Al estudiar la evolución temporal de la luminosidad del estallido, ha sido posible, por primera vez, medir con precisión su velocidad de expansión", afirma el ESO en un comunicado. Estos dos estallidos fueron localizados a distancias de 9.300 y 11.500 millones de años respectivamente y en los dos la velocidad de expansión medida fue del 99,9997% de la de la luz.

"La materia, por tanto, está desplazándose a una velocidad que sólo se diferencia de la de la luz en tres partes por millón", explica Stefano Covino, uno de los científicos que han hecho la investigación. Estas medidas, recuerda el ESO, son un paso importante para comprender los estallidos de rayos gamma, ya que la velocidad de la materia propulsada por la explosión es uno de los parámetros fundamentales para poder explicar estas gigantescas explosiones, y hasta ahora se tenían sólo estimaciones aproximadas. "El interrogante siguiente es qué tipo de motor puede acelerar la materia hasta una velocidad tan enorme", dice Covino.
copyleft 2007 fangfastik | circpau | webmasters